Vacaciones – Estudia con estos 7 consejos.

EsLas vacaciones no son para aprender, sino para no olvidar. Esta es la frase que suelo decir el día que entrego las notas, antes de salir a vacaciones. Se trata de toma un tiempo con tus hijos, para repasar en vacaciones. 

 

1. Planificación horaria.

Para mí es la clave para que tus hijos puedan aprovechar las tareas durante las vacaciones. Sin una planificación horaria es muy difícil que se aproveche el tiempo de estudio. Padres e hijos deben pactar conjuntamente cuál será el horario de trabajo durante las vacaciones. Repito, debe ser un pacto entre padres e hijos, donde cada uno de estos tienes que asumir su responsabilidad. En este caso recomendaría que se imprimiera el calendario pactado y estuviera expuesto en un lugar visible.

2. Tiempo de estudio.

Recomiendo que este tiempo sea en la mañana, justo después del desayuno. Es el momento del día en el que están más frescos, más descansados y el calor es menos intenso. Tus hijos tendrán la sensación de tener todo el día libre, al terminar en las primeras horas del día. Es muy importante que tus hijos tengan una recompensa después de sus horas de estudio. 

3. Días de estudio.

El verano sirve para recordar pero, por supuesto, también sirve para descansar y desconectar del curso escolar. Los días de estudio son recomendables de lunes a jueves, en el mismo horario. Así tus hijos tendrán la sensación de un fin de semana largo.  Estos tres días de descanso favorecerán que cuando se vuelvan a reincorporar el lunes a sus tareas, las afronten de otra manera, ya que habrán sido capaces de desconectar.

4. Horas de estudio.

Se hace difícil decir cuántas horas de estudio deben realizar tus hijos durante el verano. Sin duda hay que estudiar cada caso y también dependerá de si simplemente hay que repasar algunos contenidos o deben prepararse para algún examen de recuperación. Pero independientemente del perfil que se tenga, lo que recomiendo a las familias es que no conviertan el estudio durante el verano en un castigo, sino en una oportunidad.

Hay que hacerles ver tus a hijos que el verano es una magnífica ocasión para afianzar aquellos contenidos que no se han asimilado totalmente durante el curso ordinario. En todo caso, en niños y adolescentes, mi consejo es que no se superen los 90 minutos de estudio, y con un breve descanso de unos diez minutos, por ejemplo. Siempre he sido partidario de apostar por la calidad en lugar de la cantidad.

5. Lugar de estudio.

En función de si tu hijo debe recuperar o no alguna asignatura durante el verano, suelo recomendar que las tareas de verano se realicen en dos espacios distintos, siempre que sea posible:

  • Espacio común (ej. comedor, cocina). En este espacio recomiendo que se lleven a cabo tareas o actividades más mecánicas o procedimentales como cuadernos de verano, cuadernos de recuperación, lectura de libros, etc. Al ser un espacio común, tus hijos pueden contar con tu ayuda en el caso de que tengan alguna duda. También, es importante evitar la rigidez que implica el estudio durante el curso escolar.
  • Espacio privado (e.j. dormitorio). Este espacio sólo lo recomendaría en el caso de que tus hijos deban preparar algún examen de recuperación. En este sentido es fundamental que estén libres de distracciones y puedan concentrarse en el estudio, la comprensión, la memorización, la revisión de contenidos, etc.

6. Clases de repaso.

No entraré a valorar la conveniencia o no de las clases de repaso durante el verano. Se trata de una opción personal de cada familia. Pero sí creo que hay algo que debes tener muy en cuenta a la hora de contar con un profesor de repaso para tus hijos. Para sacar el máximo rendimiento a una clase con un profesor de apoyo, es fundamental que en esas clases tus hijos no elaboren los cuadernos de verano o los cuadernos de recuperación.

Estas actividades deben hacerse en casa y de forma individual con el material de que disponen tus hijos. Las clases de repaso deben servir para aclarar las dudas que tus hijos no han sabido solucionar por sí mismos de forma individual. En ese momento sí que es tremendamente útil un profesor de apoyo. He dado clases de repaso durante más de 18 años y creo que es la mejor manera de que se aproveche la inversión que un profesor de repaso supone para ti.

7. Recuperación de asignaturas pendientes.

En el caso de que tu hijo tenga que recuperar alguna asignatura durante el verano es importante que divida el verano en dos partes muy diferenciadas:

  • Primera parte del verano (e.j. julio). Durante esta primera parte del verano recomiendo a las familias que se realicen los cuadernos de recuperación de las asignaturas. Y se lo recomiendo porque se trata de un tipo de actividad mucho más mecánica y más fácil de llevar a cabo que el estudio para un examen de recuperación. Durante esta primera parte el alumno va cogiendo un ritmo de trabajo constante y una rutina. También es un momento perfecto para ir realizando esquemas, resúmenes, glosarios de conceptos, etc.
  • Segunda parte del verano (ej. agosto). La segunda parte del verano debe estar destinada a la preparación del examen. Tus hijos ya llevarán unas semanas con una rutina de trabajo y no les será tan difícil afrontar la preparación de dicho examen de recuperación. En el caso de que deban leer alguna lectura obligatoria, también recomiendo que se deje para las últimas semanas, ya que así tus hijos tendrán más reciente el contenido de dicho libro.

Estudiar para no olvidar durante las vacaciones.

Hay que convertir el verano en una oportunidad. Hay que convertir el verano en un momento para que tus hijos consoliden los contenidos del curso escolar. ¿Por qué? Pues para que puedan afrontar con las mayores garantías el próximo curso académico. De lo que se trata es de que, aunque realicen tareas durante todo el verano, tengan la sensación al finalizar el verano de que han tenido tiempo para ellos, que han podido descansar, que han podido disfrutar plenamente de un verano que no volverá.

 

Fuente: justificaturespuesta.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *