4 técnicas mentales para eliminar el estrés.

La siguiente vez que éste invitado inesperado aparezca en la puerta de tu oficina, pon en práctica estos métodos para desterrarlo.

Nada puede arruinar tu día tanto como el estrés. Arrancas el día con toda la energía, y tu mañana pinta muy productiva. Pero, conforme avanzan las horas, el estrés se cuela en tu rutina y afecta no sólo la calidad de tu trabajo, sino tu bienestar emocional.

El estrés influye en tus decisiones, tu determinación, claridad mental y sanidad física y emocional. En la medida en que puedes desterrarlo, tanto de tu trabajo como de tu vida privada, serás más eficiente y productivo.

La siguiente vez que éste invitado inesperado aparezca en la puerta de tu oficina, pon en práctica estos métodos para desterrarlo.

 

1. Considera el estrés un reto

Muchas veces,como vemos un problema es un problema en sí. Las experiencias, la educación, los valores y la cultura son arrojados en una gran olla llamada “tú”, y forjan tu perspectiva de la realidad. La basura de una persona es el trofeo de otra, así que si quieres ver valor en donde otros sólo ven un desperdicio, pregúntate: “¿cómo puedo convertir este reto en una oportunidad?”.

 

2. Enfócate en el proceso, no el resultado

En el libro “Trabajando bajo presión: la ciencia de dar lo mejor cuando más importa”, el autor cita un estudio en el que se pide a dos grupos de mecánicos que armen un motor. El primer grupo tuvo una oportunidad de demostrar que podía construirlo en un lapso determinado de tiempo. Para aumentar la presión, recibió la instrucción de que si lo armaba de la manera correcta y en el tiempo asignado, recibiría un aumento de sueldo.

 

El segundo grupo tenía la misma tarea, y recibió la misma promesa de mejora profesional. Sin embargo, se le dijo que si cometía errores tendría más oportunidades de enmendarlos.

 

¿Quién crees que construyó el motor más rápido? Así es: el segundo grupo, porque se centró en el proceso, y no en el resultado.

 

3. Ten un plan, pero mantente dispuesto a adaptarte

Louis Pasteur alguna vez dijo que la suerte favorece a las mentes preparadas. En la medida en que puedas minimizar el grado de incertidumbre asociado con lo inesperado, te sentirás más confiado y menos estresado. Ten siempre un plan de emergencia para todo lo que hagas.

 

Dice un dicho que “dos es uno y uno es ninguno”. ¿Qué quiere decir esto? Su significado va mucho más allá de este artículo, pero en términos generales, todo lo que hacemos funciona mejor en pares. Dos mentes trabajan mejor que una, y cuatro ojos ven más que dos. Lo mismo sucede con los planes, las ideas y las acciones. Los planes de contingencia facilitan el cambio más rápido que el ciclo “empezar-terminar-empezar de nuevo”.

 

4. Añade un poco de actividad a tu vida

Hay algo de estar en un espacio abierto que te permite despejar tu mente y sentirte más dispuesto a emprender proyectos. Más que cualquier otra cosa, el ejercicio es un gran reductor del  estrés… ¡Y es completamente gratuito!

 

La actividad física es mejor que cualquier droga o suplemento que se encuentre en el mercado. Tiene efectos positivos sobre el cerebro, el ritmo cardiaco, sistema inmune y, por supuesto, el estrés. ¿No puedes alejarte de la oficina? Tómate 10 minutos para salir a la calle y caminar.  

 

Si te sientes anclado a tu computadora o crees que alejarte de tu escritorio durante 10 minutos es imposible porque te perderás de muchísimas cosas, tengo noticias para ti: no pasará absolutamente nada.

 

El estrés puede ser manejado de la misma forma que la adversidad. Simplemente se requiere un poco de enfoque y esfuerzo.

 

Fuente: Entrepreneur

¿Por qué es tan difícil emprender en Latinoamérica?

¿Por qué ha sido tan difícil emprender en Latinoamérica? A pesar de las diferencias económicas y sociales de cada país, los retos si coinciden.

La región de Latinoamérica y el Caribe, pese a ser menos desarrollada que Europa, Norteamérica y Asia, sigue abriéndose camino en temas de emprendimiento; sin embargo, cuando analizamos el panorama en temas de innovación y tecnología, aún existe una baja estadística de empresas de base tecnológica medianas o las llamadas “unicornios”; esto en comparación a otros países en vías de desarrollo como Brasil, India, Rusia o Asia del Este, que muestran un mayor índice de emprendimientos tecnológicos, de acuerdo a información del Índice Global de Emprendimiento 2017.

Pero, ¿por qué ha sido tan difícil emprender en Latinoamérica? A pesar de las diferencias económicas y sociales de cada país, los principales retos que he observado a lo largo de los años van desde el modelo de negocio hasta el talento especializado.

Por ejemplo, los emprendedores latinos ven como oportunidad el replicar modelos de negocio de otros países, sólo por el simple hecho de que los hemos visto despegar. Sin embargo, para emprender con éxito, es imprescindible analizar no solo el modelo de negocio, si no cuáles variables fueron las que los llevaron a crecer exponencialmente, entre estas se encuentra el analizar el mercado actual al que nosotros queremos atacar, el precio que el usuario está dispuesto a pagar, el ticket promedio e inclusive el país y la cultura de cada nación.

Y, aunque existen necesidades desatendidas, como la movilidad, los servicios financieros, la logística, entre otros, los fundadores y directivos de empresas tecnológicas deben entender desde la raíz el verdadero problema al que se enfrenta la sociedad. No sólo se trata de vender un servicio, se trata de cubrir una necesidad a través de un servicio que sea adaptado al país donde se ofrece y que cumpla con los estándares de calidad que el usuario espera de ello.

Para comprenderlo, es necesario realizar múltiples estudios que nos permiten conocer cómo es la cultura del país, cuáles son las necesidades del público meta y cómo podemos resolverlas. Inclusive, si podemos contar con Big Data, el análisis será aún más exhaustivo.

Por otro lado, cuando hablamos de pagos electrónicos, estas son soluciones que facilitan el acceso a nuevos sistemas o servicios basados en plataformas tecnológicas y que además permiten que las transacciones se realicen de forma rápida; sin embargo, la adopción de pagos electrónicos e incluso de servicios financieros en Latinoamérica sigue limitando el crecimiento y la expansión de nuevos negocios.

El Global Findex 2017 menciona que el 54.4% de los adultos en América Latina y el Caribe tienen acceso a una cuenta, sin embargo, aunque la cifra es significativa, todavía 45.6% de la población latina no tiene una cuenta. Tan sólo en México, el 56% de la población no posee ninguna cuenta bancaria, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), lo cual se convierte en una barrera de acceso para nuevas plataformas tecnológicas.

En cuanto al talento especializado, es fundamental seguir impulsando, que tanto hombres como mujeres, busquen enfocarse en carreras STEAM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), pues, aunque hoy en día ya han tomado auge a nivel Latinoamérica, necesitamos más personas aportando o liderando temas de tecnología e innovación. Aunado a esto, la fuga de talentos que emigra hacia Estados Unidos es un factor determinante para que cada vez sea más complicado encontrar perfiles altamente especializados, debido a que en sus países de origen no existen oportunidades laborales o profesionales que les permitan quedarse.

startup, emprender

Finalmente, uno de los factores que toma mayor relevancia es la presencia de gobiernos locales dispuestos al cambio, pues a través del diálogo y la apertura a recibir nuevos modelos de negocio, deben llegar a acuerdos o regulaciones que favorezcan la innovación al 100%, por ejemplo, la regulación sobre movilidad en la que México fue el primer país de Latinoamérica en realizarla o la Ley Fintech.

Aunque es claro que para para los países puede ser complicado apoyar la innovación, de acuerdo al Índice Mundial de Innovación 2017, los países de Latinoamérica con mayor presencia en temas de innovación son: Chile (46), Costa Rica (53) y México (58). Por el momento, ninguno de ellos figura entre los 10 primeros, pero es evidente que Latinoamérica va tomando fuerza ante países que se han destacado por emprender.

Fuente: AltoNivel

3 claves para comunicar de manera efectiva y lograr tus metas

Una comunicación efectiva es una comunicación equilibrada porque me cuida a mí y cuida al otro, lo que permite lograr las metas planteadas.

Una comunicación orientada a resultados se traduce en una comunicación efectiva y asertiva con un equipo de trabajo; poner en común algo que nos genere un beneficio mutuo.

La comunicación tiene 3 vértices: la sumisión, la agresión y la asertividad. Ser sumiso es dejar que alguien pase por encima de tus derechos, la agresión es pasar por encima de los derechos de otros; y ser asertivo es decir las cosas de tal manera que ni pasan por encima de tus derechos, ni tú pasas por encima de los derechos de los demás. Una comunicación efectiva es una comunicación equilibrada porque me cuida a mí y cuida al otro.

Actualmente, existen estadísticas contundentes acerca de cómo evalúan la comunicación los empleados por parte de sus jefes. En México, por ejemplo, Great Place to Work, una empresa que certifica a los mejores lugares para trabajar en el mundo, al preguntar a colaboradores de diferentes empresas si sienten que sus jefes comunican claramente sus expectativas, el 60% de las personas contestan que no; lo cual denota una importante deficiencia en esa materia.

Si queremos que nuestro equipo de trabajo logre los resultados esperados, hay que informarlos en todo momento, expresarles nuestras expectativas y transmitirles qué es lo que se espera de ellos, con el fin de que no tengan que estar adivinando. Eso es lo primero que debe tener en cuenta el líder de un equipo.

Lo que espera un equipo de trabajo por parte de su jefe

Hoy en día, los integrantes de un equipo de trabajo esperan tener cercanía con sus jefes y la vía para que así sea es, precisamente, la comunicación. Esperan tener un jefe presente, un jefe que se preocupe y se ocupe, que entienda lo que está pasando, que los apoye desde el punto de vista de desarrollo de competencias, que los reconozca. Pero para que todo esto pase, hay comunicación de por medio, por lo que la comunicación es la herramienta que se necesita para transmitir expectativas, qué es lo que se tiene que lograr, para poder delegar adecuadamente, para realizar planes de desarrollo, para retroalimentar, para reconocer diferentes labores…

Una comunicación efectiva y asertiva en todas las áreas de la compañía está directamente ligada a los resultados positivos de la misma. Las fases para dar un resultado positivo en la organización pasan por establecer claramente el objetivo, el facultamiento, el proceso de desarrollo, la retroalimentación, el reconocimiento, entre otros aspectos.

Lo que un líder debe hacer para establecer una comunicación efectiva orientada a resultados

  1. Elegir perfectamente las batallas, ya que el primer problema que nos encontramos es que hay líderes que sí hablan, pero no eligen adecuadamente dónde sí “merecería la pena estar”; por lo que tienen que “filtrar” de forma apropiada sus batallas.
  2. Tener los motivos correctos para la comunicación. Los motivos son las intenciones. El líder debe comunicarse siempre con la intención correcta; es decir, si la intención es castigar, culpar, obviamente los empleados así lo perciben; pero si la intención es hacerlo para hacer crecer a sus empleados, apoyarlos, buscar la verdad, todo el proceso se modifica y es lo que logra, finalmente, los resultados deseados.
  3. Aprender a plantear primero los hechos y luego las emociones; Es decir, las personas tendemos a mezclar lo que pensamos y sentimos con lo que realmente es. Frente a ello, un líder asertivo sabe partir de los hechos para, justamente, plantear esa comunicación efectiva.

Asimismo, la retroalimentación constante a los equipos de trabajo es algo que hay que cuidar especialmente porque es lo que te permite mejorar, crecer, desarrollarte, estar rebasando constantemente tus propios límites y superar las expectativas. Y, precisamente, la retroalimentación está basada en una comunicación efectiva y, cuando no la hay, se produce estancamiento.

Los beneficios de establecer una comunicación efectiva orientada a resultado en las organizaciones son múltiples, pero cabe destacar que, gracias a ello, los colaboradores viven en un mejor entorno de trabajo y la experiencia del empleado mejora, lo cual impacta hacia afuera porque si mi experiencia interna es positiva se proyectará hacia afuera.

Desafíos del líder del siglo XXI

Si bien es cierto que en el s XX se comunicaba lo mínimo a los empleados, bajo premisas como “no hay que darles más información de la que deben saber”, “esto mejor que quede entre nosotros”, la realidad es que hoy los líderes tienen que cambiar ese punto de vista porque entre más información compartan entre sus colaboradores, éstos más fácilmente podrán acceder a “la foto completa” de la compañía, abriendo la posibilidad de poder innovar, crear y entender mejor la dirección de la empresa y para dónde moverse.

Asimismo, dado que estamos en un mundo muy cambiante, considero que existe una exigencia humana de usar más la comunicación por la cercanía que demandan las actividades diarias; se requiere también mayor comunicación para innovar, para estar cerca de los clientes. Hay que aprender a utilizar todas las herramientas de comunicación electrónica que no debemos satanizar, sino más bien utilizarlas apropiadamente en beneficio de la empresa. Hoy podemos estar en comunicación constante y eso es algo bueno. Usemos todo lo que está a nuestra disposición para fomentar la comunicación efectiva.

Fuente: AltoNivel

8 libros que te ayudarán a administrar mejor el dinero.

Tomar decisiones sobre tu dinero puede ser complicado, especialmente si nunca te has informado sobre el tema.

Estudiar y trabajar es una tarea titánica, sobre todo cuando se trata del primer empleo. Una solución podría ser que te ayude un familiar que sepa del tema, no obstante, si deseas hacerlo por tu cuenta puedes ayudarte de libros. ¿Qué libros te pueden ayudar? pero sobre todo ¿qué libros pueden ser fáciles de entender para alguien que no sabe del tema? Estos libros son una guía para ello.

Te compartimos algunos títulos recomendados por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y otros expertos.

Saber Gastar

De Gianco Abundiz Cabrero

El autor comparte consejos para que aprendas a administrar mejor tus finanzas personales.

Educación Financiera Avanzada Partiendo de Cero

De Gregorio Hernández Jiménez

Dinero

El autor te explica los conceptos clave para entender más sobre el dinero.

El libro habla sobre conceptos financieros que te permitirán comprender mejor la forma en que funciona el dinero, poner en orden tus finanzas y aprovechar diversas oportunidades para hacer crecer tus recursos.

El arte de hacer dinero

De Mario Borghino

Conoce cómo funciona el dinero y descubre que la respuesta no está en cómo ganar dinero, sino en romper tus impulsos de gastar y desarrollar diversas habilidades para invertirlo.

Economía y Finanzas al Alcance de Todos

De Eliseu Santandreu

El autor ayuda a comprender mejor los temas relacionados sobre economía familiar y macroeconomía que te ayudarán a aplicarlo en tu vida diaria.

El Pequeño Cerdo Capitalista

De Sofía Macías

Dinero

Sofía Macías comparte experiencias y consejos para que aprendas a manejar tu dinero correctamente.

Este best seller te permitirá encontrar respuestas a todas tus dudas sobre cómo librarte de las deudas y contar con todas las herramientas necesarias que te ayuden a tener finanzas sanas, y lograr todas tus metas.

Los Secretos de la Mente Millonaria

De Harv Eker

Te ayudará a cambiar la concepción que tengas sobre el dinero y tener una percepción diferente para comenzar a tomar mejores decisiones, similares a las de los millonarios.

¿Cómo llego a fin de mes?

De Andrés Panasiuk

El autor comparte un método para que alcances la seguridad financiera y consejos prácticos para ahorrar, manejar tu dinero correctamente y aprender a planear a largo plazo.

El triunfo del dinero: cómo las finanzas mueven al mundo, de Niall Ferguson

En este libro conocerás las instituciones financieras y conceptos clave que determinan cómo funciona el mundo de las finanzas y todo a su alrededor.

Administrar puede ser fácil si quieres aprender a saber cómo hacerlo, sólo tomará un par de minutos cada día.

Fuente: AltoNivel

¿Eres mercadólogo? Así puedes hacer dinero extra aunque estés muy ocupado.

Hay formas de desarrollar un trabajo alterno, incluso cuando no tienes mucho tiempo libre.

Para los mercadólogos que están intentando tener un trabajo extra, el tiempo es un lujo. Si puedes separar unas 20 horas a la semana sin perder la cordura, perfectamente puedes crear una fuente de ingresos adicional.

Pero en el tema del tiempo, los mercadólogos suelen quedarse cortos… Muy cortos. Para muchos, la idea de una semana laboral de 40 horas es una fantasía. Muchos están trabajando casi el doble. Como mercadólogo, la frase “orientado a resultados” suele ser muy cierta.

Más que en muchas otras categorías laborales, los mercadólogos ocupan una posición en la que necesitan justificar su valor de manera constante. De otro modo se arriesgan a perder su trabajo. Hay una razón por la que la permanencia en la dirección de marketing suele ser muy baja.

Pero aunque no sean conocidos por tener mucho tiempo libre, sigue habiendo formas para que tengan un trabajo extra que les haga ganar más dinero. La clave es buscar más allá de las actividades que consumen tiempo y enfocarse en tareas que puedan incluir en su experiencia ya existente. Esto es lo que yo recomiendo:

Construye tu presencia en redes sociales entregando valor.

Como líder de marketing, es importante que construyas una marca a ti mismo. Y aunque trabajar para aumentar tu presencia en línea no te dará ingresos de manera inmediata, esto debe verse desde una perspectiva a “largo plazo”: construyendo conscientemente tu red y tu presencia en diferentes canales puede poner la base para lograr un status de influencer más adelante.

El truco aquí es establecer el tema en el que eres experto, lo que abrirá la puerta a oportunidades pagadas, dentro de las que las conferencias son el cofre del tesoro.

Busca oportunidades para asesorar startups

Sobre todo si eres mercadólogo en una compañía muy grande, explorar el mercado puede ser muy valioso. Esto puede implicar buscar oportunidades para usar tu experiencia en marketing y liderazgo para ayudar a las startups a crecer.

Desde un punto de vista monetario, el potencial recae en la equidad. Por lo general, las startups están dispuestas a dar desde .1 hasta 1 por ciento de sus ganancias por asesoría. Pero hay otros beneficios intangibles para los mercadólogos que se involucran en las primeras etapas de una compañía, como mantenerse a la vanguardia de tendencias de innovación y construir relaciones en la comunidad que pueden darles acceso a inversionistas para crear nuevas oportunidades.

Monetiza tu red profesional

¿Estás buscando opciones que generen ganancias de manera inmediata? Cada vez hay más demanda de individuos con un alto perfil y una buena red de contactos. Los mercadólogos tienen ambas características y pueden buscar oportunidades para hacer dinero refiriendo gente de su base de contactos.

Como mercadólogo has hecho toda una carrera construyendo relaciones. Ahora, gracias a este mercado emergente, estas relaciones tienen un valor tangible. Esto no significa que los líderes de marketing deban ver su lista de contactos como una fuente de ingresos, sino que deben ver la oportunidad en este mercado emergente para hacer conexiones con gente calificada en la que las compañías confíen. Y estas conexiones pueden resultar benéficas para ambos lados.

Ser estratégico paga bien porque te enganchas en trabajos que son relevantes para tu carrera, desde construir tu marca personal o buscar oportunidades como consultor, para que tu trabajo alterno no sólo sea una fuente de ingresos extra, sino que también sirva para hacerse avanzar como líder en la industria.

Fuentre: Entrepreneur

8 consejos para ser un mejor estudiante

Ser un buen estudiante no depende únicamente de cuan inteligente seas: la verdad, la mayoría de los estudiantes tienen una inteligencia media. Y siendo así, ¿Por qué unos destacan más que otros? Bueno, en la mayoría de los casos, es porque son más disciplinados y organizados con sus estudios.

Toma a continuación 8 consejos para ser un mejor estudiante y subir tus notas en todas las materias:

1. Motívate

Piensa en las razones por las que quieres estudiar: visualiza el futuro y cómo te gustaría estar de aquí a diez años. La verdad es que, si bien un título universitario no asegura una vida resuelta, sí abre el camino hacia mejores oportunidades.

2. Piensa en que tendrás tiempo para todo

La verdad es que muchas veces resulta más divertido quedarse en un parque al sol, salir con amigos, mirar la televisión o hacer cualquier actividad de ocio antes de cumplir responsabilidades. Pero por eso siempre debes tener presente que con tu estudio te estás jugando en cierta forma el futuro, y que al final siempre habrá tiempo para hacer cosas divertidas después de cumplir con tus tareas.

Sin embargo, si no estudias en el momento que tienes la oportunidad, hacerlo más adelante será bastante más complicado (aunque nunca es tarde, claro).

3. Explora diversas técnicas de estudio

Existen varias técnicas de estudio y no es verdad que sólo puedes hacerlo de memoria, aunque memorizar ciertas cuestiones es imprescindible. Investiga acerca de diferentes opciones hasta que encuentres la que se adapta más a tu forma de aprender.

4. No te distraigas

Las distracciones son el peor enemigo de los estudiantes y son un error a la hora de estudiar. Cuestiones como Facebook, Whatsapp, televisión y todos los dispositivos electrónicos y no electrónicos que te roben el tiempo debes dejarlos de lado durante el rato que utilizas para estudiar.

No sirve de nada estar 5 horas frente a un libro mirando tu Smartphone cada diez minutos. Lo mejor es que, aunque te tomes menos tiempo, ese rato realmente rinda.

5. Presta atención en clase

Prestar atención en clase te allanará la mitad del camino a la hora de estudiar, y más aún si lo acompañas con apuntes. Cuando prestas atención en clase, además, puedes hacer las preguntas pertinentes para resolver tus dudas sobre un tema o material de estudio concreto.

6. Descansa lo suficiente

Si no duermes bien te será imposible concentrarte tanto en clase como a la hora de estudiar, ya que tu cuerpo y tu cerebro estarán cansados y así no hay quien pueda aprender nada nuevo. Tanto el buen descanso, como llevar una buena alimentación son fundamentales para el rendimiento y productividad de cualquier persona.

7. Prioriza las materias que te cuestan más

Comienza a estudiar o a resolver deberes con las tareas que tienen más dificultad. Dedícales a éstas más tiempo y, si tienes varios trabajos que presentar, siempre empieza por los más difíciles.

El primer rato de estudio será el que concentre tu punto más alto de atención y, normalmente después de unas horas, esta irá en total descenso. Así que, aprovecha esos momentos en los que estás más despierto para dedicarle tiempo a lo que más te cuesta.

8. Apóyate en material en internet

El primer material que debes tener en cuenta es el que recomienda el profesor; pero si sientes que con éste más las explicaciones en clase aún sigues sin entender un tema, busca más información al respecto en internet, en fuentes de calidad y confiables. Si, por ejemplo, no entiendes un ejercicio matemático, investiga tutoriales que te expliquen los pasos a seguir para la resolución.

Si lo que tienes que estudiar es un tema histórico, además deleer el material asignado, también puedes mirar una película o documental al respecto de ese tema puntual. También existen los podcasts educativos o un sinfín de recursos más donde apoyarte para aprender y profundizar sobre diversos temas.

Fuente: Universia México