¿Qué hacer si no quedaste en la escuela que querías?

¿Qué hacer si no quedaste en la escuela que querías? Cada año miles de jóvenes pasan una de las pruebas más significativas de su vida:

El examen de admisión a la preparatoria o universidad pública. También, cada año, sólo un reducido porcentaje consigue ingresar a una institución pública.

El no ser aceptado en la prepa o en la universidad probablemente te hace sentir frustrando o derrotado. Tu cabeza es la primera en confundirse al invadirse de pensamientos como: ¡no pasé el examen de admisión!, ¿no me quedé en la prepa qué hago?¡no me quedé en la universidad!, etcétera, y se vuelve un caos de miles de preguntas, cuando la razón de fondo no es algo que dependa totalmente de ti.

Ocupar un sitio en las preparatorias y universidades públicas requiere de algo más que de un buen puntaje en el examen de admisión. Aparecer en la lista de admisión depende también de factores como el cupo disponible en cada preparatoria, carrera y universidad que te interesa.

Ante estas circunstancias hay quien se da por vencido o decide esperar su próxima oportunidad. Pero hay también quien mira a su alrededor y busca no aplazar sus estudios ni planes de vida.

1. Conserva la calma

La vida no termina con un mal resultado de un examen, finalmente la universidad no tiene por qué ser el sueño de todos. Y si no es el tuyo, sería mucho más fácil atreverse a encontrar el propio.

No temer al error es fundamental en la vida para aprender. Sin caídas no hay vuelos, dejar volar la imaginación y pensar qué quieres de este año sin universidad, puede ser una gran sorpresa en tu vida; lo importante es que estés seguro de estar tomando la decisión con la que tú te sientes feliz.

2. No te des por vencido

Una de las claves más importantes que deben considerar los estudiantes es no darse por vencido, ahora sabrás perfectamente cuales son tus debilidades, es el momento de trabajar en ellas y convertirlas en fortalezas, existen cursos de preparación que pueden llegar a servirte y puedes considerar para no dejar de lado el estudio. Es vital tener el panorama claro para poder lograr de una mejor forma los objetivos propuestos para tu carrera, recuerda muy bien que existen una gran infinidad de ofertas académicas que te ofrecen grandes oportunidades de estudio.

3. Busca otras opciones

No me alcanza para lo que quiero, esa universidad no me gusta, no me quiero conformar con esta otra profesión, son algunas de las recurrentes conversaciones entre padres y adolescentes, entre todos tratan de encontrar la mejor solución a la situación.

Pero no todo es la universidad, esta es solo un camino a las miles de alternativas de que existen después del nivel medio superior.

4. Puedes estudiar un idioma

Perfeccionar el inglés o algún otro idioma que desees es una excelente opción, o viajar  para aquellos que tienen la posibilidad de hacerlo. Ambas instancias entregan herramientas que a la larga van a beneficiar a quien las adquiera.

5. Trabajar

De niño todos sabíamos qué queríamos ser cuando creciéramos, pero a lo largo del camino uno se olvida o comienza a pensar mucho en las respuestas. Olvídate por un momento de qué estudiar y piensa en qué tipo de trabajo te imaginas realizando, en dónde y bajo qué medios el considerar trabajar es empezar a responsabilizarte de tus decisiones además de probar realmente tus habilidades que quieres llegar a realizar.

Estas 3 preguntas son fundamentales para ti: ¿Quién eres? ¿Qué quieres? Y ¿Hacía donde vas?  Esto te ayudará a discernir los conocimientos académicos que precisas para lograr tus objetivos. Cuando sabes qué quieres ser, podrás determinar qué carrera más se acerca a esos intereses o incluso si requieres de una para lograr tus metas en la vida.

4 buenas razones para estudiar Economía

¿No sabes que estudiar y tienes en mente la carrera de Economía? Chequea algunas razones para estudiar esta carrera que tal vez terminen de convencerte

La Economía es una ciencia social que estudia diferentes procesos económicos y cómo las sociedades se relacionan con estos, desde las formas de satisfacer necesidades, a las formas en que una persona o sociedad puede desde sobrevivir, a prosperar.

Desde el enfoque que sea, el objetivo de la Economía es estudiar la distribución de los bienes económicos, considerando los procesos de producción, comercialización, distribución y consumo de estos para satisfacer las necesidades del ser humano. La Economía analiza las decisiones entre los recursos de los que se dispone (los recursos siempre son limitados) y las necesidades que cubren (que también son limitadas, pero jerarquizadas).

Si te gustan más los números que las letras, tal vez deberías considerar estudiar una carrera como Economía. Para convencerte de ello, te dejamos algunas de las razones para que empieces a estudiar esta de gran futuro.

4 razones para estudiar Economía


1 – Tendrás una formación muy amplia

Economía es una carrera integral, que no solamente forma a los profesionales en lo que hace al aspecto puramente económico sino que psicología, filosofía, historia, sociología, política, derecho, estadísticas y matemática son algunas de las disciplinas que hacen parte fundamental del proceso.


2 – Los economistas tienen un amplio campo laboral

En general muchos piensan en un economista cuando hay que explicar temas emergentes frente a una crisis o cuando se analiza la gestión de un gobierno o de una empresa; pero en verdad el economista está presente todo el tiempo en todos lados (aunque no se nos haga visible) y no solo en organismos gubernamentales o grandes empresas en momentos puntuales.

Otras de las áreas a las que te puedes dedicar como economista son investigación, docencia, instituciones financieras o hasta como consultor autónomo.


3 – Si te gusta la política, con la carrera de economía podrías encontrar un lugar

Si además de lo pertinente a la economía también te gusta la política, con esta carrera podrás combinar ambos intereses. Todos los partidos políticos, políticos en sí y organizamos nacionales e internacionales necesitanasesorarse con un equipo de economistas para diagramar o llevar adelante un plan de gobierno.


4 – Tendrás menos oportunidades de fracasar en un negocio

Al estudiar economía entenderás de plano en qué proyectos económicos te conviene embarcarte y en cuáles no. Claro que existen varios factores que inciden a la hora de que un negocio quiebre o prospere, pero como estudiante de economía tendrás un entendimiento más amplio de la rentabilidad de un negocio y podrás tomar decisiones fundamentadas, no dejándote arrastrar por una fantasía y evitando cometer un error a la hora de invertir tu dinero.

¿Dónde puedo estudiar Economía en México?

Existen múltiples universidades donde puedes estudiar Economía en México, y luego de realizar el curso de grado podrías optar por doctorados y maestrías que te permitirían convertirte en experto de una determinada área del estudio de esta ciencia. Lic. Conta

6 simples razones por las cuales estudiar Administración y Gestión de empresas

Si terminaste la prepa y buscas qué carrera profesional estudiar, descubre las razones por las que puede convenirte formarte en  Administración y Gestión de empresas.

Terminar la preparatoria significa una gran alegría porque es el fin de una etapa y el comienzo de una muy interesante y desafiante, pero también significa tener que saber qué es lo que se quiere hacer en el futuro, lo que no siempre resulta evidente para los jóvenes. Por fortuna, en México se ofrecen una gran variedad de programas académicos para elegir, entre ellos se destaca Administración y Gestión de empresas.

La carrera de Administración y Gestión de empresas es una de las más populares en México y la más elegida por los jóvenes que apuestan al desarrollo empresarial del país. Esta carrera de grado de 4 o 5 años ofrece a los estudiantes la posibilidad de convertirse en Administradores para poder desempeñarse en diferentes áreas empresariales para encargarse de la planificación, organización, control y dirección de cualquier compañía.

Si estás buscando una carrera para formarte a nivel profesional, y crees que la Administración puede ser lo tuyo, te dejamos 6 razones para que te convenzas de elegirla.

1- Programas académicos de excelente nivel: en México existen múltiples centros de educación superior donde los estudiantes pueden cursar programas de calidad superior, que no tienen nada que envidiar a programas de universidades extranjeras. Estudia Administración en UTECA

2- Alimenta el espíritu emprendedor: esta carrera te permitirá estudiar el funcionamiento de las empresas, y por tanto, saber dirigirla para alcanzar sus objetivos. Estos conocimientos no solo alimentarán tu espíritu emprendedor, sino que además te ayudarán a ser más competitivo y a contar con las herramientas incluso para crear tu propia empresa.

3- Alta demanda en el mercado laboral: de acuerdo al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) la carrera de Administración y Gestión de empresas es una de las más populares en México y una de las más demandadas por las empresas, debido a la necesidad de las organizaciones de contar con profesionales capaces de desempeñar de forma efectiva, labores de gestión, asesoramiento empresarial y administrativo.

4- Amplias posibilidades de desarrollo: los egresados de la carrera de Administración y Gestión de empresas pueden trabajar en las empresas y organizaciones públicas o privadas, así como en los consejos de administración más destacados de la región. Pueden desarrollarse en diferentes departamentos y áreas, como en Marketing, Finanzas, Gestión de proyectos, etc.

5- Preparación para el futuro: esta carrera comprende un programa de formación integral a nivel empresarial, razón por la cual formarse en  esta disciplina es una estrategia de cara al futuro para poder crecer cada día más en una empresa y alcanzar roles de gerenciales y de liderazgo.

6- Colaborar con el desarrollo del país: elegir una carrera como Administración y Gestión de empresas  es una buena manera de contribuir con el desarrollo del país. Dado que las empresas y organizaciones son el motor del crecimiento de la nación, formarse en el sector permite contribuir, dando lo mejor para obtener buenos resultados que beneficien a la empresa, al propio profesional y a la comunidad en general.