Abandonan estudios 2 de cada 10 jóvenes

Abandonan estudios 2 de cada 10 jóvenes. Aunque la CDMX tiene cobertura universal en este nivel escolar, presenta una tasa de abandono de 17%, superior al promedio nacional de 13.3 por ciento.

La deserción escolar en bachillerato es un foco rojo en la Ciudad de México.

A pesar de que el ingreso es muy competido mediante un examen único, en el transcurso de un ciclo escolar, dos de cada 10 alumnos que ingresaron a un plantel abandonan sus estudios; lo que ha convertido a la capital en la quinta entidad del país con mayor número de jóvenes que dejan la escuela y no vuelven a partir de este nivel académico.

El número de planteles en la ciudad representa 100 por ciento de cobertura, es decir, que hay infraestructura para captar a todos los jóvenes que quieren entrar al bachillerato, pero el problema más preocupante es que la tasa de abandono escolar está por encima del promedio nacional.

De acuerdo con datos de la Subsecretaría de Educación Media Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP) 17% de los estudiantes capitalinos abandona la prepa en algún momento del ciclo escolar, mientras que a nivel nacional, la deserción baja a 13.3%, es decir, en la Ciudad de México, los jóvenes se van de la escuela en mayor proporción que a promedio nacional.

Este fin de semana, más de 325 mil jóvenes buscaron un lugar de bachillerato a través del examen único de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Superior (Comipems); sin embargo, por cada 100 alumnos que ingresen alrededor de 20 abandonarán sus estudios en algún momento durante los tres años escolares.

El subsecretario de Educación Media Superior de la SEP, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, detalló en entrevista con Excélsior que la ciudad es el espacio donde más oportunidades a nivel medio superior existen.

La tasa de cobertura auténticamente está por encima de 100% en términos brutos”, indicó, y de acuerdo con esto, la capital ofrece cobertura universal en Educación Media Superior como lo mandata la Constitución desde 2012.

El problema no es la falta de oportunidades educativas, el abandono escolar, es una de las cinco entidades con mayor abandono escolar en el país”, señaló.

Ha venido disminuyendo lentamente, apenas en el ciclo 2011-2012 en la capital había una tasa de abandono de 21% y sigue muy alta, de 17%”, detalló el subsecretario.

Cifras del ciclo escolar 2015-106 señala que este problema en la ciudad “es una cifra considerable”, pero si se le compara con Jalisco y Nuevo León, que son los estados con menor deserción, es casi seis veces mayor. En la primera entidad, la tasa es de tres por ciento y en Nuevo León, 9.5% deja este nivel académico.

En contraste con estas dos entidades, la Ciudad de México ocupa el quinto lugar con la peor deserción seguido de Morelos, Nayarit, Campeche y Durango.

DECLINAN POR ABURRIMIENTO

Existen diversas razones para que los jóvenes abandonen la escuela.

De acuerdo con cifras, se apunta que 44.7% de ellos en los bachilleratos de la Ciudad de México se va porque les aplicaron baja administrativa con base en sus reglamentos, lo que a nivel nacional desciende a 9.7%.

Sin embargo, 4.7% de las causas son de carácter socioeconómico, pues estudiar implica un costo para que el joven se desplace. El 25.9% de los casos son por baja académica; mientras que 16.2% por baja temporal, además de que se suman causas como el embarazo, señaló Tuirán.

Éstas no son las únicas causas, puesto que al estar inmersos en el mundo de internet, y comparar con la manera en que los maestros dan la clase con un estilo de conferencia, les ocasiona desinterés y aburrimiento.

De acuerdo con el subsecretario, “las normas de las escuelas, a menudo, expulsan a los jóvenes en lugar de retenerlos, como castigo, en vez de que den prioridad al estudio”.

Consideró urgente que los planteles de bachillerato como son el Colegio de Bachilleres, Conalep, Cetis y otros subsistemas cambien el chip para retener a los jóvenes y que logren concluir su trayectoria educativa obligatoria en vez de que declinen por aburrimiento o la manera de cómo son tratados.

Si bien, la Ciudad de México tiene cobertura universal, la pérdida de capital humano también es considerable, porque muchos jóvenes abandonan sus estudios antes de concluir la educación obligatoria o no siguen su curso a la superior”, advirtió.

Esto revela que “no hemos hecho lo suficiente para lograr que problemas tan graves como el abandono escolar disminuyan de manera significativa”, sostuvo.

Por tanto, admitió que es indispensable que autoridades federales y del Gobierno capitalino trabajen de la mano con el apoyo de los padres de familia para que los jóvenes de entre 15 y 18 años cursen completo el bachillerato.

Fuente: Excelsior

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *