5 razones para estudiar un posgrado

¿Sabías que en México solo el 6.7% de los estudiantes están estudiando un posgrado?

Hoy día las posibilidades de emplearse y conseguir un salario decoroso dependen en buena medida de contar con algún tipo de posgrado, este te posiciona un escalafón arriba del común y amplía tu perspectiva laboral.

Un posgrado supone una especialización en un rubro específico, se eleva el conocimiento y nivel académico de la persona, convirtiéndola en un elemento fundamental dentro de un esquema de trabajo; su trascendencia radica en el desarrollo de competencias adicionales que adquiere, su proceso formativo se vuelve más sólido y por ende se convierte en un candidato más atractivo para cubrir un puesto preponderante.

Cursar un posgrado implica una responsabilidad especial para el estudiante, el nivel de exigencia es mayor ya que la batería de asignaturas es más compleja, los catedráticos asumen que están frente a profesionistas competentes, con un cúmulo de competencias firmes que les permiten desarrollar actividades que simulan escenarios reales con problemáticas que inducen a una reflexión profunda.

A continuación 5 principales razones por las que te conviene estudiar un posgrado:

»Desarrollo profesional. Evolucionar profesionalmente es un aliciente personal, significa alcanzar un grado superior académicamente, encontrar a través de la educación un estímulo que lleve a desarrollar competencias y habilidades para su aplicación en el bienestar social. En este sentido se trata de una realización formativa, quizá la más grande de todas.

»Estímulo de jerarquía. Poseer estudios de posgrado supone inmediatamente la posibilidad de obtener mayor remuneración por el trabajo realizado, existen posibilidades más factibles de ser promovido ya que en la maestría se adquieren habilidades en la resolución de problemas, una visión global de las incidencias que se desarrollen en los contextos laborales, además de la adquisición de competencias que se ponderan en el análisis de situaciones.

»Prestigio. Es invariable que al obtener una maestría o un doctorado se entra dentro de una élite de profesionistas capacitados, el prestigio mejora el autoconcepto y la manera en que uno es percibido por los colegas, esto confiere responsabilidad y compromiso, la imagen que uno proyecta es fundamental.

»Ventajas laborales. En los grandes corporativos de nivel internacional hay varios filtros para ingresar, uno de ellos es contar con posgrado y estudios de especialización. Es sabido que estas empresas remuneran decorosamente a sus empleados pero para ello es necesario tener un nivel académico superior, ya que estos cuentan con una capacidad de análisis, dirección y gestión diferentes del resto.

»Inversión rentable. El tiempo invertido en los estudios es menor al de una licenciatura, no suele exceder los dos años, ya que el plan de estudios es reducido. De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. los estudios de posgrado incrementan hasta un 127% la expectativa salarial.

Estudiar un posgrado es cuestión de decisión, la determinación debe englobar los aspectos mencionados, la importancia de mejorar académicamente y la posibilidad de percibir más económicamente, deben ser ponderadas antes de iniciar los estudios.

Fuente: UTEL

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *